miércoles, julio 05, 2006

POLVO SOMOS ....


Odio los cementerios. Hay gente que los encuentra interesantes, gente que pasea por ellos buscando un poco de paz .. pero a mi me deprimen, tanto o mas que los hospitales, porque en los hospitales por lo menos de vez en cuando hay alguna razón para la alegría.

No encuentro sentido a la idea de encerrar un montón de carne y huesos en una caja de madera y pagar un pastón de alquiler por un trocito de tierra o un numero en esas inmensas colmenas en las que se han convertido los cementerios hoy en día.

Es como si necesitáramos tener un lugar al que peregrinar con nuestro dolor, en el que competir cada año por Todos los Santos a ver quien pone las flores mas caras o el cirio mas gordo.

Yo debo ser raro, pero no me hace falta una razón para acordarme de los que quise y hoy no están. Me niego a recordar los aniversarios de la muerte de nadie, prefiero seguir acordándome de los cumpleaños. Me niego a ir a Tanatorios y ver al muerto, prefiero el recuerdo de los buenos momentos, y de vez en cuando escuchar una canción o echar por casualidad un vistazo a una vieja foto me haga sonreír aun con lagrimas en los ojos.

A mi, y que quede aquí escrito para la posteridad, el día que la palme que no me vistan con el mejor traje ni talen un roble para hacer mi ataúd, que me dejen con el chándal y los calzoncillos sucios y me metan en una bolsa de las del súper y me incineren, y que usen mis cenizas de serrín en el suelo de algún bar, a ver si alguno derrama algun vaso de vino o deja caer alguna colita de gamba , y a poder ser en verano cuando las muchachas llevan minifalda .... No se a vosotros, pero a mi me suena a Paraíso !!

30 Comments:

At 5/7/06 11:28, Blogger isterica said...

Creo que a los muertos les ponen una especie de túnica blanca, no la ropa de cuando estaban vivos.
¡Ah! Y yo de mis abuelos me acuerdo de sus cumpleaños, no del día qeu murieron, salvo el de mi abuelo Luis que murió el día de mi cumpleaños.

 
At 5/7/06 11:52, Blogger pez said...

Pienso lo mismo pero eso de la bolsa del super como que no porque seguro que no consiguen abrirla y no es plan que se compliquen la vida intentando abrir la jodia bolsita.

 
At 5/7/06 12:01, Blogger Perovsquita said...

Yo, como tú, prefiero recordar sus cumpleaños, y todas las cosas que me enseñaron. Así como ver fotos, a pesar de que eso implica un montón de lágrimas.

A mí, además los cementerios me dan miedo. Me recorre un sentimiento muy frío por la espalda, seguida de la sensación de un montón de ojos mirandome, cuando estoy allí.

Prefiero hablarles desde casa...

 
At 5/7/06 14:04, Blogger Cazadora de almas said...

Pues ami me gusta ir a ver cementerios, hay muchos que aparecen en las guias turisticas y son dignos de visitar... Por otro lado yo quiero me pongan en una barca y me quemen como los antiguos...eso de la bolsa como que no...

Besitos!

 
At 5/7/06 14:11, Blogger Aynara said...

Lo has descrito muy atractivo... A ver si ahora los bares van a cobrar comisión :-)

Estoy completamente de acuerdo contigo.

Besos

 
At 5/7/06 15:25, Blogger Pipistrellina said...

Jajajajaja!! Es lo que siempre le digo a mi gente... ¡Que me incineren y me echen a un contenedor! Aunque creo que ahora me gusta más tu idea... aunque, y si te echan en un bar de vieHos de esos que están todo el día escupiendo?! La verdad es que agradecería que me echaran al mar.
Algo que nunca he entendido es lo de las flores... Muchos to falsos a ver quién lleva más flores o la corona más grande cuando, a lo mejor, han pasado del difunto toda su vida. Las cosas hay que hacerlas en vida!! Eso de qué sirve? Siempre por el que dirán...
Igual que el luto... ¿es que una persona vestida de negro es la que sufre? ¿o lo hacen por el qué dirán?

 
At 5/7/06 16:16, Blogger May_solamente said...

Ay no! no me gustan los cementerios, coincido totalmente. Y la verdad no me preocupa mucho que harán una vez que me muera, si con sobretodo de madera, si en una bolsa, si en cenizas, total yo ni me voy a enterar ;-)

 
At 5/7/06 17:52, Blogger -Pato- said...

Comparto tu paraíso, quiero que le día que yo muera me hagan cenizas y las dejen libradas al viento, en en un campo de lavandas o girasoles o que me dejen en el mar, eso me encantaría.

Pero si me gustan los cementerios, muchisimo, me gustan arquitectónicamente y me gusta el silencio que hay en ellos, esas calles desérticas, me gustan, no puedo evitarlo. Pero no soy de ir a visitar a mis muertos a los cementerios, eso hace mucho que dejé de hacerlo, me gustan los cementerios que no tengo muertos mios.
Es mas tengo postergado un paseo por el cementerio de la Recoleta y sacaré alguna que otra foto, prometo postear algo el dia que vaya.
Estoy pensando si seré rara?

Besos y cenizas.

 
At 5/7/06 18:03, Blogger Badanita said...

Holitas Kamelero!

Tengo unas nauseas que ni te cuento. Tan solo pensar en hospitales, enfermedad, muerte, tumbas, cementerios me da escalofrios.

Directamente NO me gusta ni pensar en eso.
El día que me muera no quiero velorio de 12 hs (al menos aqui pasan toda la noche a cajon abierto).
Que me metan donde sea y ya! Me recuerden con alguna florcita de vez en cuando en un portarretratos y con una gran sonrisa.

Además soy una reeeeee convencida que el cuerpo no es NADA y el alma perdura y lo es TODO.

Tu humor ... mmmm ... te como todo con ese humor!

Besos mas vivos que nunca!

 
At 5/7/06 19:14, Blogger Noa- said...

Nunca he ido a los cementerios los días de todos los santos. En realidad he ido solo a algún entierro que me ha tocado directamente. No me gustan nada. Y como tú, prefiero que me incineren.

Besotes

 
At 5/7/06 19:23, Blogger Badanita said...

;)
como te acabo de responder at home ... por donde comienzo?
Besos cameleros!

 
At 5/7/06 19:51, Blogger Noa- said...

NO he podido por menos que volver después de recibir el aviso de tu comentario en mi rincón.
Se que me dirás que ya te quité la razón una vez...

Pero vamos a ver (si te tuviera cara a cara te habría dicho cenutrio cariñosamente) no te has dado cuenta que ese sirimiri que tu dices es el que me empapa diariamente, el que voy recorriendo con mi paseo periódico por tu casa, vuestras casas, y el que me va nutriendo y del que seguramente surgen más encadenadas letras?
Si no has llegado a esa conclusión con mi "lluvia de letras" es que aun encadeno las letras peor de lo que imaginaba :-(

 
At 5/7/06 20:02, Anonymous Marcos said...

Es muy respetable la opinion que tienes al respecto.Sin embargo los que piensan diferente tambien son dignos de respetarles su opiniòn.
Yo estoy en concordancia con vos, no me parece encontrar paz en los cementerios, màs bien los veo como lugaraes para revivir la pena por los queridos que ya no estàn
Saludos

 
At 5/7/06 21:32, Blogger Oceanida said...

Yo ni que decirte donde quiero acabar con mis cenizas, ya lo sabes, pero si te vas antes que yo...no te preocupes que ya me enterare en que bar te esparzen y me pasare todos los dias en minifalda, te lo prometo...

Pedire todo doble y lo dejare caer, asi podremos seguir brindando con cervecitas y tapeando juntos.
Y si es poco de vez en cuando me caigo...jajaja

Te quiero encanto, eres la monda.

 
At 5/7/06 22:03, Blogger -Pato- said...

Decirte que te dejé un extenso comentario en mi blog, pero que me he ido a leer a Roald Dahl por google y ya me apunté uno de sus libros.

Besos amigos, y veo que si soy rara, a nadie le gustan los cementerios :((

 
At 5/7/06 22:32, Blogger Noa- said...

Que conste que fue en términos cariñosos, que cuando me enfado fulmino con la mirada :-)

Ale, como decimos por aquí, bona nit, que me voy a leer un rato y luego a dormir

 
At 5/7/06 22:45, Blogger Lena said...

Pues yo debo de ser entonces tan rara como tú; no me gustan los cementerios, no encuentro ningun fascinación en ellos; nunca he visto a un muerto, prefiero su último recuerdo con luz en la mirada; no me gusta el día de Todos los santos, prefiero dejarme sorprender por lo que me produce una foto de ese alguien que ya no está conmigo.
En cuanto a mi muerte....la verdad que nunca me he parado a pensar seriamente que es lo que quiero que pase conmigo...Cuando lo tenga más o menos claro te lo diré....Pero lo del serrín para algún bar no me acaba de convencer mucho...jajajaja ;))
Un beso,
Lena.

 
At 5/7/06 23:20, Blogger Lunarroja said...

La verdad es que me da absolutamente igual lo que hagan conmigo cuando yo deje este mundo. ¡¡Incluso si me hacen mortadela!! Me da lo mismo... ni me voy a enterar ni lo podría contar.

 
At 6/7/06 05:32, Blogger princesa maryita said...

hay amigo contigo no podia ser de otra manera, pero yo como me gusta todo glamoroso lo unico que quiero es que en mi funeral hayan miles de discursos, pa que cuenten que la difuntita era buena gente, asi es que tienes que venir vale? y a propo que les dio a algunos de hablar de la muerte?

 
At 6/7/06 07:02, Blogger meiga said...

jajaja californianas???? casi q me van mas las australianas ehhh :-P
que le pegue el jerpes a Ambros???? mmmmmmmm haber, como te lo explico si en el labio duele.....no quieras ni imaginar donde duele mas ;-)
mil besikos con aroma a violetas y a almuercico mañanero

 
At 6/7/06 10:53, Blogger LUIS AMÉZAGA said...

Me gusta ir a los tanatorios. Me gustan los cementerios y los funerales mucho más que bautizos o bodas. Hay más silencio, y el protagonista de la ceremonia no va de divo.

 
At 6/7/06 15:32, Blogger Bito said...

A mí tampoco me gusta el tema de los entierros, aunque sí los cementerios. Jamás fui a un tanatorio, ni a un funeral y, hasta que se mueran los míos y deba yo de encargarme del asunto (para los que quieran católica sepultura) pienso mantenerme en mis trece.

Los cementerios tienen un punto histórico muy interesante. Estudiando las lápidas uno puede averiguar en qué año se fundo el pueblo (más o menos) así como si hubo plagas o enfermedades infantiles. Uno descubre historias de familias y no todas desgraciadas.
No sé, los cementerios a veces paracen el resumen, o más bien el epílogo de alguien...

 
At 6/7/06 15:40, Blogger -Pato- said...

Ay menos mal, despues de leer a Bito me siento menos rara...

Yo transito por pensamientos parecidos, es mas en el cementerio de mi pueblo cuando era niña (ya lo he contado en algun post a esto) me gustaba pasear con mi abuelo que me iba contando la muerte de cada uno que yo le preguntaba -aun no sé si eran inventos suyos o era realidad) yo no sé si leiste El roto y la desocida, ese cuento se trata de una historia de amor en un cementerio, es de esos cuentos que a vos te gustan asi que si tenés ganas buscalo, no sé en qué mes está, pero te va a gustar a pesar de que el entorno sea un cementerio :)
Besos.

Besos.

 
At 6/7/06 19:33, Blogger Pipistrellina said...

Me he pasado mil veces mientras dibujo a ver si has escrito algo nuevo... ¡me doy miedo de mí misma! Parece que hace un año que no escribes y tu último post es de ayer... ¡Cómo enganchas joío! ¡Jajajajaja!

¡Besitooooooooos!

 
At 6/7/06 20:10, Blogger May_solamente said...

Estoy como Pipistrellina, viendo si posteaste algo nuevo ya que te diste una vueltita por mi casa, pero nop, seguimos con los polvos, digo con el polvo somos...
En fin, habrá que esperar.
Besis.

 
At 6/7/06 20:16, Blogger Badanita said...

Vine por la misma razón que May.

Y dale con los polvos nomás!

Besos camelerosssssss!! :)

 
At 6/7/06 22:29, Anonymous TERREMOTO said...

Uissssssssss que yuyu pondios, a mì esto de hablar de mi muerte o de mis seres queridos me dà repelùs, con decirte que llevo años diciendo que tengo que mirar por si pasa alguna desgracia (ni Dios lo quiera)a mì o a mis hijos y nada, sigue pasando el tiempo y yo dàndole largas. Los cementerios... pufff, me espeluco toa. :-(
Lo que tengo claro es que quiero que de mì se aproveche TODO lo que se pueda, soy donante de òrganos y tejidos desde los 18 años, sabìais que se podrìan salvar o hacer que tubieran una vida digna al menos 6 personas?, luego con el resto que hagan lo que quieran.
Aunque fuera uno nada màs, mi muerte habrìa servido para algo.

 
At 7/7/06 08:50, Blogger Noa- said...

Pasaba en mis andanzas diarias a ver si habia letras nuevas, pero es igual...

Te dejo besotes "cenutrios"

 
At 7/7/06 12:39, Blogger Michi said...

Mmm, queda bonito lo de que tiren mis cenizas al mar...epro en MAdrid no tenemos playa!!!

 
At 7/7/06 14:28, Blogger Sortilegio said...

Hombre...a mi la parte antigua de los cementerios me da un montón de tranquilidad, ese silencio....mmmmm, y hay algunos nichos super bonitos. La verdad es que me importa un pito lo que hagan conmigo cuando este muerta, pero eso si, que antes de hacerme nada se aseguren que estoy bien muerta.

 

Publicar un comentario

<< Home